La ciencia que nos interesa: oler flatulencias es bueno para la salud

Al fin las becas y subsidios sirven para algo: un estudio de la Universidad de Exeter, Inglaterra, afirma que aspirar flatulencias podría ayudar al cuerpo a reparar células dañadas y, de ese modo, prevenir enfermedades.

Entre los males que evitaría oler regularmente los vahos corporales están algunos tipos de cáncer, la artritis, ciertos infartos y hasta la demencia. La clave es el sulfuro de hidrógeno (eso que huele como a huevo podrido), que es tóxico en altas dosis pero que en peditos puede convertirse en medicina al preservar la mitocondria.

“Esto podría ubicar a las flatulencias en el lugar de héroes de la salud, con profundas implicaciones para futuras terapias de diversas enfermedades”, aseguró Mark Wood, autor del estudio.

Comparte este post

Sin Comentarios

Agrega el Tuyo