No vale llorar: un funeral de Star Wars para un fan de cuatro años

Jack Robinson era un niño inglés de cuatro años que, desde hacía tiempo, luchaba contra un tumor cerebral. A pesar de los esfuerzos de su familia y médicos, finalmente el pequeño murió.

Incluso a su corta edad, Jack era fanático de Star Wars y su padre quiso cumplir su último deseo: un funeral hecho a medida. Así, su cuerpo fue llevado un carruaje tirado por caballos blancos, rodeado de soldados de asalto y acompañado por numerosos personajes de la saga de George Lucas.

Antes de morir, recibió también un saludo de Dr. Who:

http://youtu.be/hRWkf-gAD84

Comparte este post

Sin Comentarios

Agrega el Tuyo