Mesas para almorzar que soportan el viento

Ahora que se acerca el calorcito, digamos lo que no se pueden afirmar en público: comer al aire libre puede ser una bendición o una pesadilla. El gran enemigo es el viento: vasos, platos y cubiertos pueden rodar muy lejos incluso con una leve brisa.

Con eso en mente, un dúo de diseñadores italianos –Marco Marotto y Paola Oliva– crearon la Bye Bye Wind, una mesa en cuya superficie hay aberturas del tamaño de vasos, servilletas, botellas y platos de plástico, para que no sufran con las corrientes. Como yapa, en la parte posterior de las sillas hay lugar para abrigos y teléfonos:

fuente

Comparte este post

Sin Comentarios

Agrega el Tuyo