Una Ferrari chocada se vuelve mesa

Hay que reconocer que una Ferrari chocada no es algo con lo que uno se encuentre todo los días en la calle, pero si alguna vez el destino te hace topar con eso, amigo lector, acá tenés una buena idea.

El dueño de una Ferrari que quedó completamente inutilizable luego de un severo choque, la vendió como chatarra y un loco llamado Charly Molinelli aprovechó y la volvió una mesita para el living, construída con sus propias manos.

En su sitio Molinelli muestra los diferentes pasos que dio desde que llegaron los hierros cruzados y logró construir el mueble, que tiene algo de cajón fúnebre:

Comparte este post

1 comment

Agrega el Tuyo

Post a new comment