Tip del Capitán: Hacé brownies adentro de huevos

Desde hace unos días esta receta de una blogger española está dando vueltas por Internet y me pareció tan piola que la quise reproducir. Estoy con poco tiempo así que no pude probarla yo mismo, pero en cuanto pueda la hago. Si alguno se anima a hacerla y me quiere mandar fotos, yo las publico.

La idea es sencilla: un huevo con su cáscara como postre después de una cena para que los invitados se horroricen. Pero pasado el shock, se rompen para descubrir en su interior un rico brownie. Si mis cálculos no fallan, esto podría hacerse con cualquier receta, pero por las dudas paso la original:

12-16 cáscaras de huevo
200 gr de chocolate para fundir
125 gr de manteca a temperatura ambiente
3 huevos grandes
200 gr azúcar
125 gr de harina
3 cucharadas de cacao puro en polvo
1 pizca de sal

Y las instrucciones, tal cual las posteó SandeeA, después del salto:

  • Vamos a comenzar preparando las cáscaras de huevo, que vamos a usar como molde para hornear
  • Con la punta de un sacacorchos, pinchamos la parte inferior de la cáscara de huevo, y con los dedos rompemos con cuidado para hacer un agujero pequeño, al menos del grosor de un dedo meñique, por donde vaciaremos el huevo, e introduciremos la masa después. Es fácil, no se me rompió ninguno!
  • Vaciamos el huevo, que reservamos para otras preparaciones, y aclaramos con agua la cáscara del huevo bajo el grifo. Para este paso de vaciar la cáscara, lo mejor es ayudarse de una brocheta de madera, así se vacía perfectamente y no quedan restos de huevo en el interior.
  • Procedemos así con todas las cáscaras.
  • Llenamos un bol amplio con agua salada (100 gr por litro aproximadamente). Introducimos las cáscaras de huevo en el agua, donde las dejaremos, con cuidado de que queden totalmente cubiertas por el agua, por espacio de media hora. Puede parecer obvio, pero las personas con cabeza de ajo como yo, necesitamos que nos aclaren que para que las cáscaras no floten en el agua, hay que llenarlas de agua de manera que salga todo el aire de su interior.
  • Pasado ese tiempo, sacamos las cáscaras de huevo, y las dejamos secar con el agujero hacia abajo sobre papel de cocina.
  • Con ayuda de un embudo pequeño, vertemos un poco de aceite en el interior de cada cáscara, y la giramos y movemos para que se impregne bien de aceite por dentro. Dejamos salir el aceite sobrante, y ya tenemos las cáscaras listas para rellenar con nuestro bizcocho favorito!
  • Seguimos preparando nuestro brownie de chocolate.

  • En un bol ponemos la mantequilla y la fundimos en el microondas, uno 45-60 segundos.
  • Agregamos el chocolate troceado a la mantequilla fundida caliente, y dejamos reposar un poco para que se vaya deshaciendo el chocolate. Removemos la mezcla hasta que el chocolate esté totalmente disuelto, si es necesario, ponemos unos segundos más en el microondas.
  • En otro bol (lo sé, ya no te quedan más verdad? pues a fregar), batimos los huevos con el azúcar, hasta que esté bien disuelto, pero sin llegar a montarlo (a mano, o con varillas eléctricas a velocidad baja-media).
  • Mezclamos el chocolate y la mantequilla, que no deberán estar calientes, solo templados, con los huevos y el azúcar.
  • Agregamos la harina, el cacao y la sal, y batimos unos segundos más a velocidad baja, lo justo para mezclarlo.
  • Pasamos la mezcla a una manga pastelera con boquilla del tamaño adecuado a los agujeros de nuestros huevos. Puede hacerse con una bolsa de congelación cortándole la puntita, pero es más sencillo con boquilla y se mancha menos.
  • Rellenamos cada cáscara de huevo hasta 3/4 partes. Si vais a usar cualquier otra receta de bizcocho que lleve levadura, os recomendaría rellenarlo solo hasta 1/2 de su capacidad. De todas formas, para que el brownie o bizcocho quede bonito, lo mejor es que la masa sobresalga de la cáscara, de esta manera nos aseguramos de que el brownie rellena toda la cáscara y sale con forma de huevo.
  • Para hornear los huevos de brownie, precalentamos el horno a 180º C. Colocamos los huevos sobre un molde de magdalenas o muffins con un poco de papel de aluminio, para que los huevos se sostengan erguidos en el horno y no se salga el relleno.
  • Horneamos los huevos de brownie entre 15 y 20 minutos.
  • Sacamos del horno, retiramos el exceso de masa y limpiamos los restos de la cáscara con un paño húmedo. Ojo que si lo dejamos enfriar luego ya es mucho más complicado retirar los restos..
  • Dejamos enfriar los huevos totalmente antes de servir.
  • Servimos con el agujero hacia abajo, como si fuese un huevo pasado por agua. Y a ver qué cara pone la gente!

Comparte este post

4 comments

Agrega el Tuyo

Post a new comment