Maneras creativas de combatir la Gripe A

¡Uf! Finalmente cundió el pánico y hoy todos estamos con las agendas locas y el trabajo revolucionado por las medidas tomadas por las diferentes autoridades contra la Gripe H1N1, también (mal)conocida como Gripe A, Gripe Porcina o Gripe Pirula.
Como siempre, en estos casos lo importante es no ponerse nerviosos ni estresarse, sino tratar de mantener una vida normal sin que la paranoia nos domine. Peor que la gripe es el miedo. Y peor que el miedo es levantarte después de una borrachera al lado del Ogro Fabbiani: seguro te dejó embarazada. En fin.
En medio de todo este lío un elemento entró fuerte en la vida cotidiana: el barbijo. Como un involuntario homenaje a Michael Jackson, de golpe todos en todos lados andan con la cara tapada. Ya lo dicen los especialistas: no hay que usarlo a menos que nosotros seamos los enfermos. Seamos sinceros, los que estando sanitos andan con ese aditamento sólo lo hacen para llamar la atención.
Pero si la gripe nos atacó y no nos queda otra más que usar barbijo, por suerte tenemos dos buenas opciones para no perder ni la compostura ni la elegancia, a la vez que cuidamos la salud.

Por un lado, nuestro lector Wild! diseñó este simpático barbijo-chanchito, que se puede descargar haciendo click derecho en la imagen e imprimiéndolo: ¡suceso asegurado!

Por otro lado, nuestra amiga Cecilia Szperling acaba de imponer una tendencia digna de ser tenida en cuenta por los cool-hunters de todo el mundo: El Barbitanga. Se trata de un creativo uso de la prenda íntima.

Decenas de lectores -muchos muy ilustres y de las altas esferas de la cultura local- ya le mandaron una foto con su Barbitanga o BarbiBoxer. ¡Animate y enviale el tuyo!

Comparte este post

Sin Comentarios

Agrega el Tuyo