Y… a veces pasa

Soñás desde chico con tu propia banda de rock, conseguir finalmente ganarle a todos aquellos que se burlaron de vos en el secundario y triunfar como un guitarrista canchero y que marca tendencia. Te imaginás una vida de excesos, chicas lindas y flashes de cámaras al recibir discos de oro, platino y diamante.
Con mucho esfuerzo conseguís armar tu propio conjunto y empiezan a ensayar. Después de diez años de pelearla en el under se sacan su perfil en MySpace y mandar a hacer tres mil calcomanías para hacer que toda la ciudad se entere de quiénes son y qué hacen, junto a un logo canchero con forma de bomba.
Pero después de pegar 2997 calcos por todos lados alguien mira con más atención…

Y… a veces pasa

Comparte este post

Sin Comentarios

Agrega el Tuyo