Aviva Giles

Esta noche Ricardo Montaner hará vibrar con canciones que destilan 90s en Vélez. Allí estará el Capitán y seguramente habrá sorpresas mañana. Gracias a nuestra lectora no tan anónima Marisa B. (un “The amazing life…”, sin dudas) conseguí pases exclusivos al backstage. Espero que haya ricos sandwichitos y que pueda sacarme una foto con él.
Mientras tanto, un aviva giles para desasnar al desprevenido y para tener tema de conversación en la mesa navideña con los suegros.
Sus éxitos “Déjame llorar” y “Tan enamorados” representan las dos caras de una misma moneda: la triste historia de un amor que queda trunco por la súbita muerte de la muchacha. Todo comienza en el funeral, y por eso Ricardo canta en “Déjame llorar”:

  • Millones de hojas cayendo en tu cuerpo…(el féretro que llega a su nicho y es tapado con tierra)


  • Otoños de llanto goteando en tu piel… (la lluvia que se mezcla con sus propias lágrimas frente a la lápida, que caen en la tierra y es filtrada hasta entrar en el ataúd y sobre el cadáver)

  • Con una estrella fugaz te confundí la otra noche, y te pedí tres deseos mientras duraba tu luz… déjame llorar(bueno, esto se entiende si hicieron quinto grado)

Si esto les bastó para convencerse que el tipo es un capo, ahora van a volverse admiradores de lo grósico que es Ricardo, que también escribió la respuesta de la amada desde el cielo en “Tan Enamorados”:

  • Y te haré compañía más allá de la vida, yo te juro que arriba te amaré más(¡Qué lindo! Pero también que brava ella, impidiéndole que sea feliz con otra mujer acá en la Tierra)

  • “Viajar a tu lado en el tren, un sueño difícil de creer…” (¿entienden ahora por qué es un sueño imposible compartir el tren línea San Martín? Porque ella está fiambrini…)

Y en el detalle más detallazo de todos es que a Ricardo -que es argentino, de Valentín Alsina y de Independiente, por si a esta altura todavía no lo saben- le encanta la carne y el asado, en especial las achuras y el vacío. Y contó que su mujer un día lo vio medio melancólico extrañando a su Patria, entonces le preparó como sorpresa un super asado con sus cortes favoritos. Parece que abrió la puerta de su casa y se topó con la mesa del comedor repleta de carne. La pasó tan bien, que le dedicó la primera línea de la canción:

  • Cuánto vacío hay en esta habitación…

“Aviva Giles” es una idea de jose
La idea del significado de las canciones
me la contó Tina y la terminó de cerrar JA

Comparte este post

Sin Comentarios

Agrega el Tuyo