Santos Argentinos

Hoy: Leonardo Simmons
Leonardo Simón Wowe nació el 1º de septiembre de 1947, en Villa Crespo. De familia humilde, Simons (tal como eligió por apellido artístico) comenzó a trabajar como vendedor ambulante a los 11 años, y más tarde, dio rienda suelta a su vocación con la animación de bailes escolares, durante los fines de semana.
A la hora de elegir su vocación, estaba enfrentada la voluntad de su familia con sus ganas: Leonardo se inscribió simultáneamente en la Facultad de Ingeniería y en el Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica, lugar donde finalmente forjó su carrera.
En 1968 Simons comenzó su carrera televisiva en Canal 13 con “La campana de cristal”, junto a Nelly Raymond y Fernando Bravo, y “La Feria de la Alegría”, con Guillermo Brizuela Méndez. Al poco tiempo, pasó a Canal 9, donde se convirtió en un referente indiscutido de la conducción de programas de entretenimientos, entre los que se destacaron “Música en Libertad”, “Rumbo a la fama”, “Sábados de la bondad”, “Domingos para la juventud” y “Finalísima”.
En Canal 9 encontró su hogar, y pasó más de 20 años en esa pantalla, hasta 1991. En 1993 volvió a la tele por Telefé, para conducir “Ta Te Show”.
El 15 de octubre de 1996, a los 49 años, Leonardo toma la trágica decisión de quitarse la vida arrojándose por la ventana de su oficina de la calle Córdoba 1351. Dos de sus empleadas, al advertir que verlo, le tomaron de las piernas y del pantalón, pero el locutor se lo desabrochó y cayó al vacío. Su cuerpo no llegó a tocar el suelo, pues quedó suspendido sobre un aparato de aire acondicionado.
Nunca quedaron claras las razones de su decisión. El animador dejó tres cartas explicando las causas de su fatal decisión, cuyo contenido y destinatarios se ignoran. Muchos señalan a Bernardo Neustad, que llevó a cabo una campaña contra el hermano de Leonardo, el ex juez Juan Carlos Wowe, detenido y acusado de recibier coimas, al momento del hecho.
Lo cierto es que pronto de corrió la voz de que se podía invocar a Leonardo como cábala para ganar al Toto-Bingo y al CASH. Lo curioso es que, por una confusión muy extendida, la gente cree que Leonardo era el dueño de la Empresa de Colchones Simmons. Aun cuando el dato es falso, muchos vecinos del Once afirman que luego de prenderle velas tras noches con dolores de ciática, Leonardo ha concedido el milagro de convertir en KingSide un catre.

Comparte este post

Sin Comentarios

Agrega el Tuyo